Conectarse

Recuperar mi contraseña

Gov.Silverstone
MP | Perfil

Dir. Amethyst
MP | Perfil
Últimos temas
»  This is what happens when the lie dominates your life ▬ (2/3)
Vie Ene 20, 2017 2:09 pm por Hank Smith

» Registro de PB
Miér Nov 16, 2016 8:25 am por Katerina R. Hastings

» Afiliación Normal - No More Dreams
Mar Nov 15, 2016 1:52 am por Invitado

» The Silenced: Academia Gyeyag - Af. Élite
Dom Nov 13, 2016 5:28 pm por Invitado

» Tsumi No Shima (élite) (cambio de boton)
Miér Nov 02, 2016 2:52 pm por Invitado

» The City of Sin || Elite
Mar Nov 01, 2016 10:19 am por Invitado

» Forever is only the beginning (Cambio de botón con la skin)
Lun Oct 31, 2016 4:35 am por Invitado

» Naruto Storm (Afilacion)
Sáb Oct 29, 2016 9:17 pm por Invitado

» Registro de Trabajo
Mar Oct 25, 2016 9:39 pm por Caeli Lupei

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Miér Mayo 31, 2017 10:06 am.
Ganador
Mejor Personaje
Ganador
Mejor Personaje
Ganador
Mejor Personaje
Ganador
Mejor Personaje
afiliados Hermanos
Directorio
Afiliados Elite 23 de 45
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Tanto la historia, gráficos y tablas Html han sido creación original del staff de Silver Sea.

Houston, we have a problem | Cassia.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Houston, we have a problem | Cassia.

Mensaje por Gianna L. Biancardi el Mar Oct 11, 2016 6:58 pm


Houston, we have a problem.



Avenida secundaria de S.S. — 8:47 pm, 24| Julio| 2016 • Flashback— w/ Cassia.


—Mierda...— Murmuró entre dientes, dejando que al final sus libros se esparcieran por el suelo del estacionamiento de la universidad. Ciertamente, aquel día era de las únicas veces que Gianna no podía gactarse de tener una puntualidad y presencia impecable, porque si, iba muy tarde para llegar a tiempo a su cita de la noche y ni hablar de esa mancha de café que sobresalía en el borde de su blanco vestido corto. Suspiró, deteniendo su marcha mientras hacía malabares con sus tacones para agacharse completamente a recoger del suelo el pesado libro de administración y las agendas, retomando en pocos segundos su andar hacía su automóvil sin percance más alguno.

El calendario marcaba un veinticuatro de Julio, una fecha que había marcado hace más de ocho años la vida de los Biancardi. Todos los años, el mismo día en cuestión, los cuatro integrantes originales tenían la costumbre de ir a cenar a aquel restaurante que a su padre solía gustarle; Gianna solía pedir siempre aquellos ravioles con salsa de queso y en los últimos años no podía evitar salir con unas cuantas copas de vino encima, así que seguramente aquel día ella se quedaría en la mansión del terror de los Sawyer, lugar donde ahora vivían los fines de semana, y no vería a Zack hasta el día siguiente en la noche.

La italiana miró rápidamente por el retrovisor como la universidad se alejaba conforme ella pisaba el acelerador, volviendo su vista al frente. Silver Sea era una comunidad pequeña, llena de atajos para aquellos que, como ella, necesitaban una ayuda extra para llegar a tiempo a sus citas. Agradecía que aunque no fuesen las tantas de la noche, las farolas de la avenida secundaria estuviesen encendidas y el tráfico fuese casi nulo. Se mantuvo por la misma conduciendo en línea recta hasta que su móvil sonó, distrayéndole de su tarea. —Estoy conduciendo, ¿No pudiste esperar a que llegara?— Saludó mientras intentaba mantener su vista en el asfalto. Estúpido, pensó inmediatamente. Su hermano no podía elegir peor momento para llamarle, casi podía asegurar que tenía una cámara encima para que este llamara en los momentos más inoportunos, como si tratara de avisarle que la velocidad a la que iba no era permitida ni por los tránsitos locales. Tuvo que reducir la velocidad como ese pequeño cargo de conciencia y así, utilizar sus nulos conocimientos en maniobras para conductores avanzados para poder integrarse al carril derecho y tomarse un lugar en la acera para aparcar en lo que duraba su llamada, pero un golpe en seco al costado del mismo la sacó por completo de su concentración. Qué demonios...

La media de los Biancardi tuvo que apartar en el sitio sin importarle que fuese a unos cuantos metros de la banqueta. —Te llamo luego—Avisó con voz neutral, aventando su móvil en la parte frontal del tablero y con precaución, abrió la puerta para ir a mirar que había sido el golpe en cuestión. Tal vez un perro se había atravesado en su camino y ahora el pobre había sido asesinado por la líder de las Kappa. La sangre se alejó de su rostro, palideciendo al instante. No se trataba de un perro, al menos los perros no medían más de un metro y vestían como una persona. Mierda, mierda, mierda.

—¿Estás bien?— Oh claro Gianna, excelente pregunta para una persona que está tumbada en el suelo por tu culpa. —Yo, lo siento, llamaré a una ambulancia, no te muevas de ahí, tranquila.


Gianna L. BiancardiLider Kappa Zeta
avatar
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/10/2016


Lider Kappa Zeta

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.